Blogia
INFO TK

NORMATIVA de PUBLICACIONES SERIADAS

<strong>NORMATIVA de PUBLICACIONES SERIADAS</strong> 66th IFLA Council and General
Conference
Jerusalem, Israel, 13-18 August

Normativa de publicaciones seriadas(1) en cooperación: desarrollos ISBD(S)

Ingrid Parent
Presidente, ISBD(S) Working Group
National Library of Canada
Ottawa, Canada

PAPER
Me gustaría poneros al día sobre el proceso de revisión de publicaciones seriadas que hemos llevado a cabo para crear una nueva normativa ISBD(S) de descripción de publicaciones seriadas en formato tanto de texto como electrónico, que sea útil y pertinente.

Nada más asumir este proyecto y la presidencia del grupo de trabajo me di cuenta de que suponía mucho más que la simple revisión de un texto cada 5 ó 10 años. Actualizar una norma es un desafío en sí mismo. Sin embargo, nos hemos embarcado en un proceso que va a tener unas implicaciones mucho más amplias y profundas para el procesamiento de publicaciones seriadas. Pretendemos desarrollar una normativa de descripción que incorpore lo mejor y lo más relevante de las tres mayores normativas internacionales de catalogación: ISBD(S), AACR (Anglo-American Cataloguing Rules) e ISSN; desde el principio han participado la revisión representantes de las tres. Estamos a punto de realizar algo especial, único en el área de la catalogación de publicaciones seriadas, en este tiempo de transición y replanteamiento de nuestras reglas, enfrentadas con el asombroso crecimiento de Internet y de los nuevos tipos de material. Es una oportunidad para armonizar diferentes reglas, lo cual supondrá un importante beneficio no sólo para los catalogadores sino, más importante, para los numerosos usuarios de publicaciones seriadas.

He utilizado durante esta presentación los términos "publicaciones seriadas" y "catalogación de publicaciones seriadas". Una de las primeras y más importantes decisiones del Grupo de Trabajo de las ISBD(S) es que apoyamos el cambio propuesto por la comunidad AACR de ampliar el alcance de serialidad hasta cubrir un nuevo concepto de publicación seriada, esto es, una publicación que es integrante por naturaleza. Como catalogadores, ya hemos tenido que tratar con algunos tipos de publicaciones integrantes, tales como hojas sueltas, pero realmente nunca hemos estado satisfechos con su definición ni con la forma en que han sido catalogadas: ¿son publicaciones monográficas o seriadas?. Ahora, con Internet, nos encontramos con muchos nuevos tipos de publicaciones en curso que son integrantes: cada versión sustituye a la anterior. No hay ediciones sucesivas. Por tanto, se acuñó un nuevo término para describir este fenómeno: "recursos integrantes". Su definición es: un recurso bibliográfico que se añade a o que se modifica por medio de una actualización, que no permanece separado y que se integra en el conjunto. Ejemplos de recursos integrantes son las hojas sueltas actualizables y las páginas web.

También se ha modificado la definición de "Publicación seriada". Publicación seriada es un recurso continuo publicado en cualquier medio en una sucesión de partes distintas, que lleva normalmente una designación numérica o cronológica y no tiene fin previsto. Ejemplos de publicaciones seriadas incluyen diarios, revistas, diarios electrónicos, directorios, informes anuales, periódicos, hojas informativas de un acontecimiento y series monográficas. Uniéndolos, publicaciones seriadas y recursos integrantes constituyen el concepto de Recurso continuo, que significa un recurso bibliográfico publicado a lo largo del tiempo sin fin predeterminado.

El recurso continuo es por tanto el término genérico para todos los tipos de publicaciones que van a ser cubiertas por las ISBD(S). El Grupo de Trabajo va a proponer que la normativa pase de ISBD(S) a ISBD(CR)2.

Las tres comunidades están discutiendo estas definiciones y es probable que se realicen todavía algunos cambios antes de llegar a un acuerdo. Pero si no conseguimos ponernos de acuerdo ni siquiera en las nociones básicas, como pueden ser las definiciones, lo mejor que podemos hacer es recoger nuestros trastos e irnos a casa. No tiene sentido mantener definiciones diferentes para un mismo tipo de publicación, por lo que es conveniente hacer concesiones. Una vez que se pongan de acuerdo las tres comunidades en las definiciones, probablemente no haya objeciones por parte de la entidad normativa internacional ISO para aceptarlas.

El otro gran tema a tratar es el consumo de tiempo producido por los cambios de título. Me gustaría dejar bien sentado que la intención de nuestro grupo de trabajo, avalado por los otros dos grupos normativos, consiste en reducir el número de ocasiones en las que hay cambio de título y en las que se tienen que crear nuevos registros bibliográficos. Es probable que la mayoría de los editores no entiendan las razones dadas por los catalogadores por las que deciden qué es un cambio mayor de título para algo que ellos consideran la misma publicación. Hemos de tener asimismo en cuenta las necesidades de los usuarios y cómo realizan la recuperación de la información. Es, por tanto, un acto de equilibrio entre reducir el número de cambios de título para ahorrar recursos y la necesidad de mejorar el acceso a la información. Pero la tendencia en el proceso de revisión va dirigida a reducir el número de cambios mayores de título que necesitarían nuevos registros bibliográficos y considerarlos en la medida de sus posibilidades cambios menores de título, que se anotarían en el registro existente.

El Grupo de Trabajo ha tenido en cuenta diversos factores para determinar qué es un cambio mayor de título. Seguimos contando el número de palabras al comienzo del título y parece que se eligen cinco palabras como las importantes para determinar si ha habido un cambio mayor de título. Pero, ¿por qué 5 palabras?, ¿por qué no 4 ó 6?. Hemos analizado con detalle la repercusión del uso de diferente número de palabras, teniendo en cuenta los títulos en otras lenguas diferentes al inglés. Se elija la regla que se elija, ésta debe ser apropiada para todas las lenguas. Estamos desarrollando una normativa internacional y debemos asegurarnos de que las nuevas ISBD son válidas para todos los usuarios.

Mientras las tres comunidades siguen discutiendo sobre lo que constituye un cambio mayor o menor de título, sí hay consenso en considerar que, en caso de duda, el cambio de título se valore como menor, lo cual ya difiere respecto a la práctica actual.

EL PROCESO
Me gustaría decir algunas palabras sobre el proceso que estamos realizando, la naturaleza de la cooperación y la posible fecha de publicación de la nueva normativa.
El Grupo de Trabajo de ISBD(S) lo creó la Sección de Catalogación de la IFLA para revisar la normativa ISBD(S) existente, que es de 1988. Los miembros del grupo pertenecen principalmente a la Sección de Catalogación y provienen de diferentes partes del mundo. Hay también una representación de la Sección de Publicaciones Periódicas de la IFLA, así como miembros de la red ISSN y de AACR. Es una buena mezcla. Todos los miembros están deseosos de contribuir con sus ideas y su tiempo y les agradezco mucho su constante apoyo al proyecto.
Nos hemos intentado reunir al menos una vez al año, además de la reunión por la conferencia anual de la IFLA. En noviembre de 1998 nos reunimos en Copenhague y en enero de este año en San Antonio. Un subgrupo encargado de desarrollar nuevas formas de considerar la identificación del título se reunió en Ottawa en junio - en unos minutos comentaré algo más sobre este trabajo.

Nos hemos reunido aquí en Jerusalén y hemos avanzado en el proceso de revisión. Gran parte del trabajo se dedica no solo a las cuestiones específicas que he comentado anteriormente sino a editar y a aclarar tanto el texto como los ejemplos de la normativa existente, siempre que se considerara necesario. Esta tarea la ha llevado a cabo de forma muy meticulosa el editor de la normativa, Edward Swanson.

Mientras tanto, nuestros compañeros en este trabajo coordinado de revisión están siguiendo también una programación cerrada y están intentando sincronizarse entre todos y con la revisión ISBD(S). La comunidad AACR, como probablemente sepas, descansa en el Joint Steering Committee para llevar a cabo su proceso de revisión. El JSC sigue un proceso predefinido de revisión y consulta. A pesar de los esfuerzos de todos los implicado, no se está al día respecto al calendario previsto. Antes de tomar cualquier decisión final en temas tales como las definiciones que desarrollamos en San Antonio el pasado enero, debemos esperar al siguiente encuentro del JSC, programado para finales de septiembre. Asimismo los directores de los centros nacionales ISSN van a reunirse el próximo septiembre para continuar su trabajo de revisión. La Red ISSN espera alcanzar el consenso en la revisión de las reglas de forma que pueda publicarse el nuevo Manual de catalogación del ISSN a principios de 2001.

El encuentro clave en el que confío para que las diferencias entre las tres normativas se minimicen o incluso se eliminen completamente es un encuentro internacional de expertos de las tres comunidades que se celebrará en noviembre, probablemente en Washington. Las tres normativas necesitan publicarse sin mucho retraso y confío en que este encuentro sea el último que celebren las tres juntas para resolver cualquier tema pendiente. Esto no quiere decir que no volvamos a hablarnos; de hecho el diálogo y la relación que se ha establecido durante el último año debe continuar mientras la normativa evolucione.

En el caso de las ISBD(S) o (CR) se preparará un borrador final tras la reunión de expertos de noviembre. Este borrador se presentará ante el Grupo de Revisión de ISBD para su aprobación, tal y como ha descrito John. Después se distribuirá para una revisión mundial, como es habitual con las normas y pautas de la IFLA, durante un periodo de tiempo de unos cuatro a seis meses. Una vez recibidos los comentarios se incorporarán, si se considera, y se someterá el texto a la aprobación de la Sección de Catalogación de la IFLA. Si todo va bien, la nueva edición de ISBD(CR) se publicará inmediatamente después de la Conferencia de Boston del año que viene. El proceso habrá durado 3 años, lo cual quizá algunos consideren muy lento, pero que yo lo considero muy razonable para una revisión de una normativa internacional de gran alcance realizada en cooperación con otras normativas internacionales seriadas.

EL ISST (TÍTULO SERIADO INTERNACIONAL NORMALIZADO)
Y ahora me gustaría daros una breve descripción de un nuevo concepto que ha surgido en la catalogación e identificación de títulos de publicaciones seriadas. Toda la actividad actualmente en marcha relacionada con la armonización ha impulsado el avance hacia una nueva iniciativa que facilite el compartir recursos a nivel internacional-el ISST o el Título Seriado Internacional Normalizado.

La idea la sugirió el año pasado un activo grupo de colegas que pensaban que debía haber una mejor forma de identificar un título único de publicación seriada, aceptada por todos, y que fuera independiente de cualquier regla o red nacional de catalogación. El ISST reemplazaría al actual Título clave en la red ISSN, en ISBD(S) y en la mayoría de títulos uniformes establecidos siguiendo las reglas AACR. El ISST junto con el número ISSN serviría como identificador principal para un recurso continuado y serviría como punto de referencia para determinar cuándo un cambio de título requiere un nuevo registro bibliográfico.

Me gustaría mencionar a los artífices del desarrollo de este concepto ya que han invertido gran cantidad de ideas y de tiempo buscando un nuevo sistema para catalogar publicaciones seriadas. Son Jean Hirons y Regina Reynolds de la Library of Congress, Reinhard Rinn y Gunter Franzmeier de Alemania, Françoise Pellé y Alain Roucolle del Centro Internacional ISSN. Y pienso que su trabajo, aunque lejos de estar terminado, demuestra la forma de pensar que necesitamos en nuestra profesión como catalogadores y como usuarios de información bibliográfica. Debemos pensar en términos de acceso a la información y cómo podemos facilitar el intercambio de información. De nuevo, en estos tiempos de transición y de grandes cambios tecnológicos, tenemos la oportunidad de proponer nuevas ideas para mejorar la descripción de publicaciones seriadas de forma que la información pueda intercambiarse con facilidad entre países y con un mínimo de intervención humana.

Como es previsible que el ISST reemplace al título clave y al título uniforme tal y como existe actualmente, la implementación del ISST representa en la práctica un cambio significativo con implicaciones de alcance. Algunos de los temas que ya han surgido en las discusiones y que necesitan ser tratados son:

· El cambio de asignación de título clave a ISST, incluyendo los temas relacionados con el volumen de trabajo en los centros ISSN, en concreto la repercusión que la asignación provisional de ISST por parte de los catalogadores supone para la subsiguiente autentificación por parte de los centros ISSN;

· diferencias en la creación de títulos clave y títulos uniformes, en concreto referentes a las entidades que los califican. Las reglas del ISSN para establecer los calificadores de entidad que siguen al título difieren de otras reglas nacionales de catalogación, incluidas las AACR. Sin embargo, debemos tener en cuenta que la mayoría de títulos no llevan entidades calificadoras adiciones a títulos genéricos. En un reciente estudio realizado por el Centro internacional ISSN de cerca de un millón de registros de su Registro, casi el 70% de los títulos clave eran títulos simples, sin calificadores o que no necesitaban ninguna construcción. Hacia un 20% de los títulos clave tiene calificadores y el 10% restante pertenece a la variedad de título no-único seguido por la entidad de la que depende. Creo que a veces nos fijamos tanto en nuestras diferencias que perdemos de vista el hecho de que la mayoría de los títulos no se tratarían de forma diferente en los tres sistemas que estamos revisando;

· diferencias en la elección del encabezamiento; algunas reglas de catalogación permiten más entradas bajo entidad que otras;

· diferencias en la transliteración; hay dos normas ampliamente extendidas de transliteración: la norma ISO y la norma ALA. No es una diferencia fácil de resolver y supera el mundo de las publicaciones seriadas, extendiéndose a todo tipo de publicaciones. Un reto para otro grupo;

· el uso del Registro ISSN como autoridad internacional para ISST; esto plantea muchas preguntas sobre la accesibilidad y la oportunidad de este archivo de registros;

Sin embargo, no nos desanimamos y la reunión de junio del subgrupo ISST confirma que, aunque hay importantes desafíos a superar, el concepto ISST aporta importantes beneficios. Como el ISST servirá de medio para alcanzar un acuerdo internacional sobre lo que constituye un cambio mayor de título y cuándo crear un nuevo registro, esto permitirá aumentar la posibilidad de compartir registros en el ámbito internacional. Además hay otras ventajas en el ISST:

· proporciona estabilidad, ya que sólo un cambio de ISST supone la creación de un nuevo registro;

· aumenta la eficiencia, ya que para los cambios menores de título, el título propio podría corregirse sin necesidad de crear un nuevo registro o cambio de ISST;

· permite la integración entre prácticas nacionales de catalogación y la catalogación ISSN -un único registro abarcaría ambas funciones.

El subgrupo ISST prevé afinar el concepto con el objetivo de desarrollar una propuesta comprensiva que incluya un plan de acción para abordar los problemas. Dada la significativa repercusión que va a tener la introducción del ISST en la práctica, se necesita la valoración y la consideración de diferentes comunidades de normalización de publicaciones seriadas. Probablemente esto no será posible en la revisión de la normativa actualmente en marcha. Sin embargo, el ISST es parte de nuestra visión estratégica a largo plazo sobre la dirección que debe seguir la catalogación de las publicaciones seriadas.

CONCLUSIÓN
He intentado esbozar algunos de los puntos que este proceso de revisión de ISBD(S) trata de abordar. Como ya dije al principio, este proyecto abarca unas dimensiones que van más allá de una simple revisión de un texto existente. Sin embargo, las ventajas de desarrollar una normativa de publicaciones seriadas útil y puesta al día, en colaboración con otros grupos de normalización, pesan mucho más que las complejidades del proceso. Merece la pena repetir sus ventajas:

· Aumento de las posibilidades de compartir nacional e internacionalmente recursos lo cual reduce el costo de la catalogación (i.e. el costo del original frente al de la catalogación derivada).

· Hay un aumento potencial de las actividades y proyectos de cooperación internacional (por ejemplo, la creación de catálogos colectivos).

· Podría haber una responsabilidad compartida en el mantenimiento de la normativa de publicaciones seriadas y posibilidades de solución conjunta de problemas y de nuevos desarrollos.

· Aunque Internet ha hecho posible el acceso mundial a los catálogos de bibliotecas, el tener un conjunto de reglas para describir las publicaciones seriadas eliminaría en usuarios y catalogadores la confusión a la hora de tratar de identificar y localizar el material.

· Y finalmente, yo vengo de una Agencia Nacional de Catalogación (ANC), las ANCs podrían utilizar un único registro para sus catálogos bibliográficos nacionales y enviar ese mismo registro al registro internacional ISSN. Actualmente, algunas agencias bibliográficas nacionales crean dos registros (uno para su catalogación nacional y otro para el registro ISSN); otras, envían al registro ISSN registros creados para sus propios catálogos nacionales, transgrediendo así a veces las normas en las reglas ISSN de catalogación.

Aunque el trabajo es complicado y es un reto para todos, es evidente el deseo de mejorar la normativa de catalogación de publicaciones seriadas. Si conseguimos alcanzar algún acuerdo, podremos estar orgulloso porque habremos beneficiado a toda la comunidad de la información.
Gracias por vuestra atención.

Notes
1. Nota: la palabra inglesa "serial" se ha traducido por "publicación seriada" que es el término comúnmente utilizado en español.
2. Nota: ISBD(CR) en español sería ISBD(RC).

Latest Revision: July 31, 2000
Copyright © 1995-2000
International Federation of Library Associations and Institutions
www.ifla.org

Tomado de: IFLA
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres